Este año, la Comisión Episcopal para Vocaciones y Ministerios (CEVyM), ha publicado un documento “orientador”, en el conocimiento y buen uso de las tecnologías de información y comunicación.

Estas “Orientaciones” llegan en un momento oportuno: aunque ésta palabra quizá no sea la adecuada, pues las tecnologías de información y comunicación van evolucionando tan rápido que es difícil seguirles el paso. Sin embargo, era necesario contar con este instrumento que sirva de referencia en todos los ámbitos de la Iglesia, empezando con la familia, y siguiendo con la escuela, la parroquia y dedicando especial atención a seminarios e institutos de formación de la vida consagrada, para ayudar a la educación en el uso de tales medios, a fin de sacar el máximo provecho en el ámbito de la Evangelización y desarrollo sano de la persona, así como conocer los peligros que pueden desvirtuar la misión de la Iglesia y la realización del hombre y la mujer.

Este documento contiene una verdadera riqueza, pues tiene en la base los mensajes que los últimos Papas han dado para celebrar la “Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales”, y ha contado con la aportación de educadores representantes de todas las vocaciones y del campo de la psicología, de modo que a pesar del desarrollo vertiginoso de los adelantos, contemos con criterios perennes que trasciendan más allá de las “modas” del tiempo.

Deseamos que su uso pueda responder a los retos que tenemos por delante en el campo de la información y comunicación.

(Presentación del documento de Mons. Pedro Mena Díaz, presidente de la CEVyM)